¿Qué tiene de especial la iniciativa?

Se calcula que el 52 % de la población boliviana carece de acceso a servicios de saneamiento y que el 80 % de las aguas residuales no recibe tratamiento antes de volver a integrarse en el ambiente. El proyecto ‘Agua y saneamiento para todas y todos’ ha garantizado el derecho al saneamiento en un barrio periférico de la ciudad boliviana de Cochabamba, San Pedro Magisterio, mediante la construcción y gestión de una planta de tratamiento de aguas residuales y reforzando la gestión comunitaria de todo el ciclo del agua a través de la cooperativa de San Pedro Magisterio.

Resultados más destacados

La contaminación en el río de Cochabamba alcanzó niveles tan elevados en 2012 que el Gobierno declaró un episodio de ‘catástrofe ambiental’. El proyecto ‘Agua y saneamiento para todas y todos’ surgió cuando la cooperativa de San Pedro Magisterio decidió tratar las aguas residuales domésticas de la comunidad para evitar contaminar el río Rocha y el ambiente.

Las asambleas en las que todos los socios de la cooperativa discutieron el diseño técnico de la planta de tratamiento de agua, las mejoras en el uso doméstico del sistema de alcantarillado y la introducción de una nueva estructura tarifaria que garantice la sostenibilidad económica del sistema han animado a la comunidad a hacerse cargo de la iniciativa. La cooperativa se comprometió con la gestión de la planta de tratamiento y organizó actividades de concienciación ambiental en la escuela local.

Pero no todo fue tan sencillo. El concejo municipal, a través de su operador de agua, intentó sabotear el proyecto, criticando el diseño técnico de la planta y negándose a emitir las licencias ambientales necesarias para ejecutarlo. También intentó dividir a la comunidad.

Pero la unidad y la determinación de la comunidad fue más fuerte, y desafió a las autoridades estatales y municipales al defender su derecho a gestionar el agua como comunidad, estableciendo alianzas (con otros barrios y servidores públicos) para oponerse a la presión política y fortaleciendo sus mecanismos participativos y transparentes de toma de decisiones. El proyecto se encarga ahora de tratar las aguas residuales de 300 familias y de mejorar las condiciones sanitarias y de higiene del barrio de San Pedro.

Cita del comité de evaluación

“La gestión colectiva (basada en la comunidad) del servicio público básico del agua es ciertamente transformadora e inspiradora, y merece atención mundial. Tiene el potencial de redefinir el significado de ‘público’ como verdaderos bienes comunes.”
- Lorena Zárate, evaluadora de Ciudades Transformadoras

Leer más

Para saber más puede leer este artículo en profundidad en Open Democracy. También, más abajo puede descargar el formulario de solicitud cumplimentado por esta iniciativa para participar en el premio Ciudades Transformadoras.

Lea su aplicación
Atlas de Utopías