¿Qué tiene de especial la iniciativa?

El triple desafío de la privatización del agua, la expansión del agronegocio y el impacto del cambio climático han provocado una crisis hídrica en la provincia de Petorca, Chile, donde más de 6.000 personas, en su mayoría mujeres y personas mayores, viven con un suministro de agua precario. Agua para Todas y Todos es una iniciativa de la Unión de Agua Potable Rural (APR), que genera soluciones sostenibles a la crisis hídrica, fortalece la movilización comunitaria, utiliza tecnología socialmente apropiada para conservar y recuperar el agua y brinda educación ambiental.

Resultados más destacados

Creada en 2014 y con escaso apoyo estatal, abastecemos de agua potable a las comunidades rurales de Petorca. Una de nuestras primeras acciones fue forjar alianzas con instituciones que entienden el agua como un derecho humano y un bien común, entre ellas la Universidad de Playa Ancha y la Oficina de Asuntos Hídricos del gobierno local. También salimos a la calle a manifestarnos durante la peor escasez hídrica para expresar nuestra desesperación al ver que nuestra población se enfermaba y nuestros animales morían por falta de agua. Estas acciones radicales concitaron la atención de los medios y presionaron a las autoridades a tomar medidas de emergencia.

Nuestro trabajo en colaboración con las vecinas y vecinos de la comuna logró que se garantizaran y protegieran los derechos sobre el agua; la adopción de nuevas disposiciones que garantizan la protección de las fuentes hídricas contra la contaminación; el tratamiento, el reciclaje y la reutilización de las aguas servidas; la recolección del agua de los tejados y la escorrentía superficial atmosférica. También realizamos un seguimiento participativo de la calidad del agua; por ejemplo, a través de la capacitación y el uso de un kit comunitario de calidad del agua hemos aumentado la participación de la comunidad en el cuidado y el uso sostenible del agua. También hemos asistido al Congreso legislativo en diferentes ocasiones para exigir un cambio al Código de Aguas. El gobierno municipal ha sido muy receptivo a nuestro llamado, y el municipio de Petorca creó la Oficina de Asuntos Hídricos, la primera de su tipo en Chile.

Garantizar el agua nos ha permitido “sembrar futuro”, para demostrar que es posible permanecer dentro del Estado y construir una vida digna. Y al actuar para mejorar los sistemas de agua comunitarios, hemos mejorado la calidad de vida de las familias de Petorca mediante un mejor acceso al agua potable.

Impacto de la pandemia de COVID-19

La pandemia de COVID-19 agravó la situación en nuestro Estado: muchos pobladores rurales carecen de fácil acceso al agua potable, y el agua que consumen de los camiones de emergencia es de muy baja calidad. Este acceso precario al agua en el contexto de la pandemia se ha relacionado con varios casos del virus en la provincia. La situación generó denuncias por violaciones de derechos humanos ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Cita del comité de evaluación

“Hemos oído muchas historias acerca de Chile, pero ninguna como esta. En estos tiempos, cuando la adversidad no nos da tregua, es muy difícil encontrar una comunidad más comprometida, creativa y con tanta pasión y energía como las que están al frente de esta iniciativa. El pueblo de Petorca va más allá de la resistencia y está construyendo alternativas de las que tenemos mucho que aprender.”
– Marcela Olivera.

Leer más

Para saber más puede leer este artículo en profundidad en Vice. También, más abajo puede descargar el formulario de solicitud cumplimentado por esta iniciativa para participar en el premio Ciudades Transformadoras.

Lea su aplicación
Atlas de Utopías