Desde febrero de 2018, la distribuidora pública de electricidad del Ayuntamiento de Barcelona, Barcelona Energia, ha gestionado el mercado eléctrico de toda la energía generada por la ciudad y el Área Metropolitana de Barcelona, unos 200 GWh/año. Barcelona Energia es uno de los grandes triunfos de ‘la Barcelona valiente’, que está plantando cara a los grupos de presión empresariales y generando autonomía y poder para su ciudadanía.

Desde julio de 2018, Barcelona Energia, una empresa pública de energía renovable que ofrece una alternativa a los grandes proveedores empresariales, ha estado gestionando la electricidad del Ayuntamiento y un número creciente de familias de la ciudad. Esta iniciativa forma parte del plan del consistorio municipal para alcanzar la autosuficiencia energética mediante la instalación de paneles solares en las azoteas de los edificios de propiedad pública, como bibliotecas, mercados y centros cívicos.

Un grupo de trabajo formado por el grupo municipal del Ayuntamiento y el movimiento ecologista de Barcelona en Comú promovió la creación de Barcelona Energia para hacer frente a los grandes gigantes de la energía; llenar la ciudad con energía renovable y producida localmente; mejorar la eficiencia y la autosuficiencia; y situar a la ciudadanía en el centro de la toma de decisiones, garantizándole el derecho a la energía.

Barcelona Energia es ahora la mayor distribuidora pública de electricidad 100 % renovable en el Estado español. Otras ciudades, como Cádiz, Pamplona y Palma de Mallorca, también están apostando por modelos parecidos a los de Barcelona. Se trata de un instrumento para promover y fomentar la generación local de energía renovable (principalmente solar), tanto para instalaciones municipales como para residentes de Barcelona (autogeneración para uso propio).

En julio de 2019, Barcelona Energia empezó a suministrar electricidad a los edificios e instalaciones del Ayuntamiento de Barcelona y a 19 organismos y entidades del grupo de empresas municipales, atendiendo a un total de 3908 puntos de suministro. En 2019, también comenzó a proporcionar el servicio a las instalaciones del Área Metropolitana de Barcelona y a la ciudadanía, hasta un máximo de 20 000 hogares.

“Esta iniciativa nos transporta más allá del concepto tradicional de lo público y hace de la democratización una base fundamental. Gracias a la participación de las personas, la transparencia y la rendición de cuentas, Barcelona Energia nos está enseñando que la energía puede ser limpia, asequible y democrática para todos y todas.”
– Marcela Olivera

¿Te gustaría saber más sobre esta iniciativa? Envíanos un correo electrónico. contáctanos .

O visita barcelonaencomu.cat/

Atlas de Utopías