Leuven 2030 es una red de 400 miembros de administraciones locales, instituciones de conocimiento, empresas y ciudadanos y ciudadanas que trabajan para lograr que la ciudad belga de Lovaina, Leuven, sea neutra en carbono. La diversidad de la red ha constituido tanto una fortaleza como un reto, pero su unidad (preservada mediante la generación de consensos y la búsqueda de un terreno común) ha permitido que se den pasos significativos hacia una huella de carbono cero.

Uno de los principales éxitos de Leuven 2030 ha sido el plan de actuación que elaboró en 2018 con 60 especialistas locales, en que se detallan las acciones necesarias para conseguir que Leuven sea neutral en carbono. Este recurso integral abarca todos los ámbitos: desde la energía y la movilidad al consumo, pasando por los procesos de gobernanza, financiación y supervisión. El plan de actuación se completó justo antes de que se celebraran las elecciones locales, y no solo marcó los parámetros del debate político sobre la neutralidad en carbono antes de la votación, sino que también influyó en la postura del consejo de la ciudad sobre el tema en varios borradores de documentos que esbozaban políticas futuras.

La iniciativa también está cambiando la ciudad sobre el terreno, a través de proyectos como L.E.U.V.E.N. (siglas que, en inglés, se corresponden con Reducción del Uso de la Energía a través de una Red Extraordinaria): una alianza de propietarios de centros de atención residencial, escuelas y empresas que está invirtiendo, de forma colectiva, 40 millones de euros para mejorar la eficiencia energética de los edificios públicos, y que se prevé que logre una reducción de 7000 toneladas de emisiones de CO2 al año.

Foto: Leuven 2030

Leuven 2030 ha animado a otros grupos a crear nuevos proyectos, como Straten Vol Leuven (Calles llenas de Lovaina), una iniciativa que persigue recuperar espacios públicos y rediseñarlos para atender mejor a las necesidades de peatones, ciclistas y comunidades. Straten Vol Leuven desempeñó un papel fundamental para conseguir que la ciudad adoptara su nuevo plan de tránsito en 2016, por el que algunas zonas se cerraron a los automóviles y, de este modo, se redujo la contaminación del aire, se mejoraron los espacios públicos, y se impulsó un giro hacia modos de transporte sostenibles.

El fuerte acento que se puso en fomentar la confianza y consolidar las redes ha conseguido que el tema de la huella cero de carbono forme parte de la agenda política de Lovaina. Antes de que se activara Leuven 2030, no existía una perspectiva única de un futuro sostenible que pudiera aglutinar a muchos grupos; hoy sí.

“El proyecto presentado es la iniciativa de descarbonización encabezada por un municipio más ambiciosa, amplia, inclusiva e integral que he visto. Ambiciosa y, a la vez, factible y consciente de sus fortalezas y limitaciones, parece combinar un éxito tangible a corto plazo con un desarrollo gradual de la capacidad a largo plazo para lograr una transición inclusiva hacia una ciudad con cero emisiones de carbono.”
– Tom Henfrey

¿Te gustaría saber más sobre esta iniciativa? Envíanos un correo electrónico. contáctanos .

O visita www.leuven2030.be/

Atlas de Utopías