La ecoaldea Cloughjordan modela la transición a una sociedad con bajas emisiones de carbono y comparte su aprendizaje a través de actividades educativas. Con 55 viviendas con bajas emisiones de carbono, la huella ecológica más baja de Irlanda, un sistema de calefacción urbana neutral en carbono, una granja comunitaria, un centro empresarial ecológico y una planta de tratamiento planificada de lechos de juncos, la ecoaldea demuestra una sostenibilidad ecológica, económica y social.

El proyecto surgió hace 20 años cuando un grupo de personas preocupadas por el desconocimiento público sobre el cambio climático y la necesidad de sostenibilidad decidieron crear la primera ecoaldea de Irlanda. Los primeros pasos consistieron en establecer una empresa, Sustainable Projects Ireland, para construir y administrar la ecoaldea, y elegir la ubicación: 67 acres (aproximadamente 27 hectáreas) de tierra en Cloughjordan, adquiridos en 2002. Las finanzas provinieron de los miembros, de un inversor ético y de préstamos, y la infraestructura se instaló en 2007-2008. Las primeras viviendas se construyeron en 2009 y, para 2013, ya se habían construido 55 viviendas. Se instaló un sistema de calefacción urbana neutral en carbono y se estableció la Granja Comunitaria Cloughjordan en 2008 como una explotación agrícola comunitaria a fin de establecer un sistema alimentario resistente.

President Michael D. Higgins opens Cloughjordan Community Amphitheatre. Photo credit: Sustainable Projects Ireland CLG

En la actualidad, la ecoaldea es un lugar al que vienen estudiantes y académicos de Irlanda y del extranjero a realizar investigaciones sobre aspectos de la vida con bajas emisiones de carbono. Ha generado un grupo dinámico de negocios nuevos, incluidos un hostal ecológico con 34 camas, una panadería y una escuela de panadería con hornos de leña galardonada a nivel nacional, en la ecoaldea y, en la calle principal, una librería y una cafetería, así como un café comunitario que utiliza los productos de la granja y la panadería. Un grupo de ecoaldeanos estableció VINE para proporcionar servicios de Internet y telefonía. Un centro empresarial ecológico en la ecoaldea posee el único Laboratorio de Fabricación (FabLab) de base comunitaria de Irlanda. El aumento de visitantes a la aldea también tiene un impacto positivo en los negocios locales ya existentes, como tiendas y bares.

“El proyecto está bien concebido desde el punto de vista conceptual, y se ejecuta de manera práctica y realista. La presentación es modesta y autocrítica. Los miembros del colectivo lo están llevando a cabo con vigor y dedicación. Se trata de un experimento útil y bien documentado de la vida real que merece estudios adicionales.”
– Vivek Monteiro

¿Te gustaría saber más sobre esta iniciativa? Envíanos un correo electrónico. contáctanos .

O visita www.thevillage.ie

Atlas de Utopías